10 agosto 2011

Quick tips: cómo comprar zapatos



¿Eres una amante de los zapatos como yo? ¿No puedes parar de comprar zapatos? Aunque muchas chicas tienen bastantes pares de zapatos, no todas quieren o pueden permitirse tantos, y tampoco es necesario tener tantos, sólo hay que saber comprar bien. Aquí van 10 trucos para poder comprar zapatos con sabiduría:
1. Buen cuero: los malos zapatos (generalmente baratos) de plástico y de otros materiales que no cuidan nuestros pies, nos acaban perjudicando, y a veces lo barato sale caro. Es importante que tengan un buen material, de mejor calidad, y así nos durarán más tiempo.
2. Zapatos para trabajar: si optas por tener sólo un par para vestir, elige unos clásicos de salón, preferiblemente negros o sino marrones, podrás combinarlos con cualquier cosa.
3. Tacón medio: lo mejor para acudir al trabajo es un tacón intermedio, de unos 5 cm, para estar bien, pero cómoda; los taconazos te harán sufrir si pasas muchas horas con ellos puestos.
4. Menos es más: en ambientes profesionales, cuanto menos pie enseñemos mejor; las sandalias es mejor guardarlas para lugares más informales; otra cosa es si la vestimenta de tu zona de trabajo es más informal.
5. Los zapatos más oscuros: a ser posible, deberían ser más oscuros los zapatos que las medias o calcetines (pero sin pasarse, los zapatos negros con calcetines blancos sólo le quedan bien a Audrey Hepburn en “Una cara con ángel”), pero hay casos en los que queda bien al revés.
6. ¿Haciendo juego?: no tienen que ser iguales que el bolso, basta con que sean del mismo estilo, que sus colores estén en armonía y que resalten el conjunto de tu ropa.
7. Momento de compra: el mejor momento es por la tarde, cuando los pies están más cansados e hinchados, así no nos apretarán cuando se nos hinchen.
 8. Conoce un buen zapatero: no hay porqué tirar los zapatos cuando se gaste el tacón o la suela, podemos llevarlos a un zapatero a que nos cambie las tapas y suelas y nos los deje como nuevos. Es la ventaja de los zapatos clásicos, que podremos ponérnoslos durante años.
9. Cuídalos: límpialos de vez en cuando y ponles pernitos u hormas de madera para mantener la forma.
10. Ordénalos: puedes apilarlos en cajas con sus nombres o una pequeña foto, o en un armario por altura de tacón y colores o por ocasiones.
Es importante cuidar nuestros pies, pues son un elemento fundamental de nuestro cuerpo, y para ello es necesario darles un buen revestimiento.

¿Qué factores tienes tú en cuenta a la hora de comprar unos zapatos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada